EspañolEnglish繁體中文FrançaisItalianoفارسیPortuguêsDeutsch

La India, Pune y la sostenibilidad del transporte público

Take The Bus.

Esta entrada también esta disponible en: Inglés, Chino tradicional

Urbanización en la India plantea numerosos desafíos sociales, económicos y culturales. El transporte urbano en Pune, Maharastra y en la India en general se encuentra en una encrucijada. La carreteras e infraestructuras en Pune no pueden mantenerse al corriente de las tendencias actuales en el crecimiento de la población y las demanda es cada vez mayor. La cantidad de propietarios del vehículo de cuatro ruedas está aumentando, controlado solamente por el crecimiento de la propiedad de coches. Al estar aumentando el modo de transporte privado, la importancia del transporte publico está disminuyendo. La clase media está creciendo y uno de los primeros signos de la riqueza es la compra de automóvil.

Pune se encuentra en una coyuntura crítica. La ciudad no está planificada y la congestión de tráfico, la contaminación del aire y los accidentes de coche son comunes; además el amplio sistema de transporte público no es fiable.  Los locales en Pune se quejan a menudo de que los autobuses de la ciudad son desvencijados, llenos de gente, ineficientes e impredecibles. Las estaciones de autobuses están en mal estado y a menudo no muy bien situadas. Y lo peor de todo es que los autobuses también están sujetos a la misma congestión como otros vehículos por no haber carriles de autobús y no realmente aceleran el viaje.

Afortunadamente, existen vías para un futuro sostenible de transporte. En primer lugar, el gobierno puede y debe invertir en la mejora de los propios autobuses, así como las estaciones. A continuación, para aliviar la multitud (indicativo de la alta demanda), simplemente debe haber más autobuses lo que permitiría una mayor frecuencia. En tercer lugar, hay que designar los carriles solamente para los autobuses para así mejorar el viaje. Todas estas acciones necesitan tiempo y dinero, pero pueden salvar el futuro de transporte de Pune y que sin duda será mucho mas barato que la construcción del nuevo sistema de metro, o incluso un enfoque reaccionario para la construcción de carreteras. Desafortunadamente, existen barreras culturales y económicas para esta  visión de transporte sostenible.

Primeramente, siempre y cuando el gobierno invierte en el transporte sostenible, muchos actores pueden quedar desfavorecidos. Entre ellos, los más importantes son los fabricantes de bicicletas y coches, grupos de presión para automóviles y todos encadenados en el suministro de petróleo. Estos actores son significativos pues han hecho oír su voz en el pasado por las demandas de alojamiento y recursos a la destrucción de las barreras de carriles en otras partes de la India. Estos enemigos hay que ser tomados en cabeza y con fuerza, ya que realmente no hay salida en sus alrededores. Si el transporte sostenible es a afianzarse, menos gente va a conducir coches. La matemática es simple, y las partes interesadas lo saben. Sin embargo, existe un enemigo menos tangible y posiblemente el mas importante para el transporte en autobús.

Aludí anteriormente al adversario oculto brevemente, afirmando que “la clase media está creciendo y uno de sus primeros signos es la compra de un vehículo de dos ruedas por la familia.” Esta declaración es indicativa de los factores en juego. En primer lugar, coger el autobús es la forma menor de transporte. Los pasajeros de autobús en Pune tienden a ser de las clases inferiores de la sociedad ya que actualmente, el autobús es un método de transporte increíblemente asequible. Sin embargo, la asequibilidad en la rápida occidentalización y modernización de la India a menudo ocupa el segundo puesto siendo el coche el principal signo de estatus social. Por lo tanto, el gobierno puede estar peleando una batalla perdida por si decide invertir en el transporte sostenible.

Gustavo Patro, el alcalde de Bogotá, una ciudad líder en transporte sostenible, declaró recientemente: “un país desarrollado no es donde los pobres tienen coches, sino que donde los ricos utilizan abundantemente el transporte público.” Esta declaración destaca el problema, pero es indicativo de un cambio cultural más que del carácter económico.  No todas las mejoras que hay en el mundo pueden superar estos factores culturales. Pero, ¿de dónde provienen estas nociones preconcebidas? Desafortunadamente para este escritor, parece que el culpable es el Occidente, los Estados Unidos, específicamente.

La cultura de automóvil está viva y sana en los Estados Unidos y siempre ha definido nuestra psique nacional. Los términos como Ford Motors, Chevrolet, Detroit y los viajes por carretera capturan la imaginación de todos los estadounidenses. La propiedad de automóviles está a un nivel insostenible en los EE.UU y la India sigue su ejemplo. Si la “nueva India” está rápidamente occidentalizando, ¿quiénes son los expertos occidentales de transporte que dicen que los indios deberían sacar sus coches de la carretera?

El gobierno indio, tanto local como nacional ha reconocido estos factores culturales y el Día del Autobús de Pune es un perfecto ejemplo de sus “suaves” esfuerzos para combatir sus adversarios intangibles. La publicidad decía: “Voy a dar ejemplo, voy a coger autobús.” La transición cultural que ocurrió en Bogotá está mostrando sus signos en la realidad de Pune, pero creo que la responsabilidad para abrir el camino caerá sobre el Occidente. En cuanto los EE.UU no sean vistos en la mente india como una tierra de automóviles, las perspectivas de la India para el transporte publico mejorarán notablemente.

Sin embargo, la India no debe esperar al Occidente ya que es posible que no haya tiempo para hacerlo. Una vez que los beneficios de coger el autobús sobrepasen los costes, la cuota de viajeros se incrementará rápidamente. Cuando el autobús sea eficiente, rápido y limpio, la gente va a empezar a utilizarlo. Los expertos de transporte tan solo tienen que tener en cuenta los costes ocultos de tomar el autobús – los costes socio-culturales para los que el país de origen (entre otros) de este escritor puede ser el culpable.

Le agradecemos a Parisar por su ayuda en esta entrada. Parisar es una ONG con base en Pune apoyando las soluciones de transporte sostenible. Es una afiliada de EMBARQ India

Jackson Scher es un estudiante en Williams College estudiando actualmente en Fergusson College de Pune. A Jackson le gustan burritos y esquí, pero no al mismo tiempo.

Traducción por George (Giorgi) Kankia