EspañolEnglish繁體中文FrançaisItalianoفارسیPortuguêsDeutsch

Berlinomics: Energía a partir de los Deshechos

berlinskyline

Esta entrada también esta disponible en: Inglés, Chino tradicional

Actualmente estoy viviendo en Berlín, y, como americana, siempre me ha maravillado el complejo sistema de recogida de basura de Alemania. En las casas de los alrededores de la ciudad, hay contenedores separados para los envases de plástico, vidrio, papel, residuos orgánicos, y para el Restmüll, o “todo lo demás”. Por ejemplo, este es un contenedor de basura con cuatro compartimientos separados en la estación central de tren de Berlín:

De izquierda a derecha: Residuos (genéricos); papel, embalaje y vidrio.

Y este es el grupo de los contenedores de basura de mi edificio de apartamentos:

De izquierda a derecha: Envases de plástico (amarillo), papel (azul), vidrio transparente (el primero de color verde oscuro), vidrio coloreado (2º verde oscuro),  artículos reutilizables (naranja) todo lo demás (negro grande), residuos orgánicos (negro pequeño ).

La BSR es el sistema de recogida de basura de la ciudad de Berlín. Tienen una presencia muy visible, utilizan eslóganes pegadizos en los contenedores de basura y carteles para promover el reciclaje y hacer que la gente tome conciencia de sus beneficios. Le recuerdan a los berlineses que “la basura no es necesariamente un residuo» (o Müll Abfall ista nicht gleich, si se quiere). La basura recogida por la BSR se envía a plantas de incineración que producen energía suficiente para suministrar electricidad a 100.000 hogares al año:

 ”Contenedor de energía: A partir de los residuos producimos electricidad para 100.000 hogares”

La planta de conversión de residuos en energía de la BSR en Ruhleben, Berlín.

Con el manejo de los residuos orgánicos, la RSE es aún más ambicioso. Durante mucho tiempo han recogido residuos orgánicos (Biomüll, en alemán) que posteriormente se compostan y pueden ser utilizados como abono para los jardines y la agricultura.

“Restos de comida para la caja de compost.”

En este anuncio, la BSR utiliza una pintura de Nicolaes Maes de la galería de pintura de Berlín para recordar a la gente que tiene que separar sus desechos orgánicos de la cocina.

La BSR es cada vez más ambicioso, con un nuevo proyecto para comenzar a convertir el metano producido a partir del compostaje de los residuos orgánicos en biogás. El nuevo plan, que comenzará en 2013, producirá suficiente biogás para alimentar hasta 150 camiones de basura, la mitad de su flota. Calculan que esto ahorrará 2,5 millones de litros de combustible diesel al año y permitirá que 580.000 toneladas de residuos sean recogidos y transportados con carbono neutral cada año.

El resto de los residuos de la producción de biogás se utilizan como fertilizante. La BSR estima que este proyecto de conversión de biogás ahorrará 5.000 toneladas de CO2 cada año, además de las ya impresionantes reducciones de emisión de la BSR. En 2007, estableció el objetivo de reducir sus emisiones de dióxido de carbono, 121.000 toneladas en 2010. De hecho, superó esta meta en 9.000 toneladas con una reducción total de 130.000 en sólo 3 años. En 2011, estableció un nuevo plan para reducir aún más las emisiones a 107.500 toneladas en 2015.

La historia de la BSR es un éxito medioambiental inspirador y muestra que los deshechos son un campo donde aún queda mucho que mejorar. La gestión de los residuos no necesita una gran inversión, sino que podría sostenerse por sí misma, o incluso ofrecer ganancias netas en la producción de energía y beneficios ambientales.

Este camión de basura BSR tiene un juego de palabras con la frase italiana “Mille Grazie” (muchas gracias), pero con “mulle”, en alemán “basura”.

Marian Swain es una recién graduada de la Universidad de Tufts que actualmente vive en Berlín. Puedes leer más en su blog, Transatlantic Energy

Imagen superior a través de La Citta Vita.

Traducido por Noemí Redondo Ortiz.