EspañolEnglish繁體中文FrançaisItalianoفارسیPortuguêsDeutsch

¿Puede el Pensamiento Lateral reducir el coste de los coches eléctricos?

electric-car-620x401

Esta entrada también esta disponible en: Inglés, Chino tradicional

Por Peter Henshaw  en Green Futures

Los coches eléctricos cuestan bastante más que sus equivalentes de gasolina y diesel. Los intentos para bajar el precio se dividen en dos bandos: Algunos intentan pasar por alto el coste de la carrocería, otros el de la batería.

Somerset basado en las Tecnologías de Vehículos Alternativos está tomando la iniciativa. Si quieres un Citroen 2CV eléctrico, pueden convertir un modelo estándar en uno eléctrico. Los precios van desde 15.132 libras. Con lo cual por  17.000 £ puedes comprar un  e-2CV totalmente preparado – en lugar de las  24.000 £ que cuesta un nuevo EV.

Dos universidades de América del Norte se encuentran trabajando en este mismo tema. Los científicos de la Universidad de  Carnegie Mellon  en Pittsburgh, han desarrollado un kit para convertir el Honda  Civic de 2001-2005. El coste total sería de  20.000 £ (con un Civic de segunda mano de  3000 libras), con lo que no ofrece mucho ahorro comparando con un coche nuevo. Más prometedor es el trabajo de la Universidad de Middle Tennessee State , que ha convertido un coche de gasolina en un híbrido mediante la adición de un motor eléctrico para cada rueda trasera, además de una batería de litio-ion. No necesita cambios mecánicos en el motor, ni en la caja de cambios u otras partes, y el precio proyectado para la conversión es de  1.900 £.

Sin embargo, el componente más caro en cualquier coche eléctrico es la batería: tanto comprar una nueva como reemplazar una usada. Una batería de un coche eléctrico como el Nissan Leaf cuesta alrededor de  400 £ la célula. Alquilar la batería durante un periodo de tiempo largo puede resultar más rentable económicamente que comprar gasolina para un coche convencional, es un sistema que te permite “pagar a medida que gastas” en lugar de pagar todo de golpe.

Renault es el único fabricante que ofrece actualmente un servicio de alquiler de baterías en sus coches eléctricos. Los precios del alquiler varían según el kilometraje y la duración del contrato, pero desde  76 £ al mes para el Fluence ZE (el coste mensual variaría, como hemos dicho, en función de los kilómetros y la duración del contrato). Esto reduce el precio inicial del Fluence a 17.495 £,  6.000  menos que un Mitsubishi  iMEV, el coche eléctrico más parecido. Esto permite ahorrar hasta  3.795 £ en tres años.

El alquiler también es una opción barata para los coches de dos plazas que se mueven por ciudad. El precio del Twizy Renault va de las  6.990 £, con el alquiler de la batería a partir de 45£ al mes – por lo que es significativamente más barato que su rival más cercano, el REVA G-Wiz, de 11.950 £. Este servicio de alquiler de baterías también funciona con el sistema de intercambio que se está promoviendo desde California Better Place , esto permite a los conductores cambiar su batería usada por una totalmente cargada en cuestión de minutos. El proyecto piloto está en marcha en Copenhague.

Este artículo apareció originalmente en Green Futures, la revista de  sostenibilidad independiente de expertos Forum for the Future  . Imagen vía einstraus

Traducido por Noemí Redondo Ortiz.