|

Regeneración por Medio de Compras

Projects_1060_SheffieldRetailQuarter_Carousel-980x550

Cuando Hammerson, el elaborador del el centro de compras, se alejó del muy alabado distrito de Sheffield New Retail Quarter, el año pasado podría haber sido una bendición disfrazada. Era una oportunidad para radicalmente redefinir el ‘centro comercial sin paredes’ modelo para regeneración de centros urbanos.

El jefe ejecutivo del consejo municipal de Sheffield, John Mothersole, ha sido citado diciendo que la próxima iteración del barrio comercial ya muy retrasado debería de ser el ‘primero del nuevo en vez de el último del viejo’.

Es una expresión adecuada que parece apreciar los cambios profundos que tuvieron lugar en ventas y tecnología durante la última década. En vez de desesperadamente galantear diseñadores que están casados a un modelo de centros comerciales de fines del siglo 20 aquí había una oportunidad para reinventar-se.

No ha funcionado exactamente así. Cuando el consejo municipal decidió seguir adelante con el proyecto conocido antes como Sevenstone, quedó claro que mientras las circunstancias habían cambiado bastante, el pensamiento no había cambiado. El objetivo, declaró el director de capital y grandes proyectos del consejo, era de ‘…entregar un New Retail Quarter que mejorará fundamentalmente la oferta de ventas en el centro urbano, por medio del abastecimiento de placas de piso modernas y flexibles y atrayendo vendedores de moda y accesorias de calidad, y con esto tomando un paso hacia el cambio y elevando a Sheffield de vuelta al índice clasificador nacional de ventas’.

El informe del consejo continuó:

 “El New Retail Quarter proporcionará una instalación regional de compras y ocio de alta clase que competirá con otros centros urbanos como los de Manchester, Leeds y Nottingham. El esquema conduciría investimientos del sector privado en el Centro y crearía un esquema de uso mixto guiado por comercios de venta y ocio de alta calidad y consolidaría la oferta comercial de primera calidad. El desarrollo de un New Retail Quater también mejora el prestígio del Centro en sí y debería por su vez estimular oportunidades/actividades/desarrollo de oficinas, comercios y ocio en el Centro.”

Esto es una declaración de fe en la misma ortodoxia de desarrollo que nos dio el Westfield Hole en Bradford, ha propuesto la construcción de un tercer centro comercial en Rochdale para abordar el mal suceso de los dos anteriores, y supone que regeneración puede ir a cuestas del aumentado consumo por personas de las cuales el sueldo es estático o disminuye en termos reales.

El primero del nuevo, parece, podría desenvolverse muy cerca del mismo sentido que el último del viejo. Las mismas grandes marcas, los mismos grandes elaboradores, la misma gran encajada forma de pensar.

Esta semana me pidieron que diera unas perspectivas sobre calles comerciales y tendencias en ventas como introducción a un taller dirigido por la Asociación de Arquitectos de Sheffield y Integreat Plus. El objetivo era de considerar el área marcada para el nuevo barrio comercial y examinar como el plan director existente podría ser revisado, con ojo a temas como identidad y destaque, espacios verdes y dominio público, factores de risco y plazos, y la mezcla de actividades.

Poco antes de la sesión me adelantaron una advertencia. Reveló bastante:

 “Los principales motivos rigiendo el diseño son la economía del desarrollo, la diferencia considerable de precio entre el tipo de esquema que prefieren aquellas personas con un interés en el lugar y lo que aquellos en la industria creen que realmente puede ser realizado.”

Arquitectos y diseñadores, insinuaba, son propensos a salir con deseos costosos. Lo que es practico es lo que a la industria de desarrollo cree que es práctico.

En mi presentación sugerí que hay dos maneras de pensar sobre lo que es realizable. Una es la superposición de enfoques probados y comprobados en otro lugar en cualquier localidad que los suporte – el método Hammerson. Los adornos y las fachadas pueden variar, la mezcla de compras y ocio pueden cambiar, pero el modelo básico es siempre una variación del tema de un centro de compras estándar ancorado por un John Lewis, Marks and Spencer, Debenhams or similar. Eso es lo que la industria considera realizable, porque esto es lo que la industria siempre hace.

Hay otra manera de pensar sobre lo que es realizable. Es empezar con lo pequeño y seguir adelante; es construir desde el micro en vez de hacia abajo desde el macro. En termos de desarrollo es herejía. Pero en muchos lugares los grandes elaboradores solo entran cuando interés y agitación ya ha sido causada por los ocupantes a pequeña escala de espacios deteriorados y torpes.

Es los herejes del desarrollo que crean valor en dónde valor ha evaporado. Tomemos a Renew Newcastle, que ha traído vida y ocupación a una grande parte de tiendas en Newcastle, Austrália, cambiando la reputación del lugar a tal grado que Lonely Planet le llamó una de las diez mejores (top ten) ciudades en 2011.

Marcus Westbury, fundador de Renew Newcastle, recientemente fue invitado a dar una charla en Shaffield University. Su presentación se inspiró en una larga tradición de apreciación urbana, el tipo expresado 50 años atrás por William H Whyte y Jane Jacobs. ‘Lo que atrae a la gente a lugares son cosas interesantes,; dijo. ‘Es gente que atrae a la gente a lugares.’

Uno podría describir esto como una declaración de lo obvio. Pero en termos de desarrollo es herejía: lo que atrae a la gente a lugares, para gran parte de la industria, son edificios grandes marcas brillantes y nuevas.

Yo me puse curioso para ver que versión de ‘realizable’ escogerían aquellos atendiendo el taller de la Asociación de Arquitectos de Sheffield. Propusieron un número de ideas y sugestiones, algunas majestuosas en tamaño y escala. Pero casi todas se enfocaron en la necesidad por flexibilidad, adaptabilidad y variedad: el tipo de abordaje ejemplificado más por el ‘masivo pequeño’ (‘massive small’) de Kelvin Campbell que por ortodoxias de desarrollo.

Si el desarrollo del centro de Sheffield realmente ha de ser lo primero de lo nuevo, tiene que construir sobre este movimiento desde la caja grande hacia el grano fino. Y al contrario de muchas ciudades, Sheffield tiende un patrimonio en el cual se puede basar: los ‘little mesters’ o talleres de oficios que alimentaros las industrias metaleras de Sheffield.

Uno de los principales cambios que la tecnología ha producido es la habilidad de trabajar en una escala micro y global al mismo tiempo. Etsy puede dar a un modista trabajando en una isla remota de Escocia acceso a un mercado global; iTunes puede hacer lo mismo para músicos. El internet se trata de opciones y variedad y flexibilidad. Lo muy pequeño puede ser amasado, mutado, y hecho accesible.

Un centro de ventas que beneficie de la historia de talleres de Sheffield y del potencial global de tecnología podría crear algo genuinamente diferente: hacer, vender y inventar al nivel micro y macro, facilitar una multiplicidad de ocupantes y ocupaciones en el espacio del centro urbano. Esto podría crear nuevos modelos para complementar lo que ya existe en otros lugares en vez de desesperadamente luchar por comercio con lugares que ya son exitosos. En vez de intentar competir en las clasificaciones de ventas con Leeds, Nottingham y Manchester, podría Sheffield tomar provecho de su propia historia de disidencia y pensamiento radical para crear algo que realmente es lo primero de lo nuevo? O sería eso una herejía por demasiado?

Julian Dobson es Director de Urban Pollinatiors y fue co-fundador y Director Editorial de New Start Magazine. Ha vivido en el leste de Londres por 16 años y escribe tweets en @juliandobson.

La imagen proviene de Hawkins Brown.

Traducción por Kim Carlotta von Schönfeld, estudiante de estudios urbanos en la Universidad de Amsterdam, con experiencia y interés particular (no exclusivo) por Latinoamérica.